Esta secuela, que llega más de 22 años después del pionero del juego de acción y aventuras de mundo abierto, permite que el exsoldado Cutter Slade vuelva al servicio, aunque obviamente será necesario prescindir de los servicios del fallecido Patrick Poivey para asegurar el doblaje francés del héroe. Pero lo que destaca aquí, además de algunas promesas técnicas para una producción que probablemente no entra en el presupuesto de AAA, es sin duda la posibilidad de atravesar el mundo de Adelpha sobrevolando una especie de traje de alas futurista. Suficiente para dar un nuevo impulso a las posibilidades de exploración y combate en este mundo de belleza salvaje, aunque THQ Nordic ya sabe bien gracias a Elex y su secuela que apostar por un mochila propulsora no significa necesariamente un gran juego.

Por segunda vez, Cutter Slade tiene la misión de salvar el planeta Adelpha, cuya gente talan ha sido esclavizada por ejércitos de robots a los que también les gusta despojar al mundo de sus recursos naturales. Recordemos que THQ Nordic ostenta la licencia desde enero de 2019 pero que también la compró el estudio belga Appeal, creador del juego lanzado en 1999 y también autor de esta secuela. Para que conste, los tres fundadores del estudio, Yves Grolet, Yann Robert y Franck Sauer, compraron ellos mismos la licencia de Outcast de Atari en julio de 2013, después de lo cual el trío se embarcó en un rediseño llamado Outcast: Second Contact, publicado en noviembre de 2017. por Nacón. Agreguemos que Lennie Moore, compositor de la primera Outcast, también regresa para esta secuela.

En desarrollo para PS5, Xbox Series y PC, Outcast 2: A New Beginning se podrá jugar en la gamescom de Colonia del 24 al 28 de agosto.

Artículo anteriorFrogun, el juego sobre una rana que es un arma, podría ser el sueño de un velocista
Artículo siguienteReseña de Digimon Survive – Yermo adolescente
Si hubiera una ciencia basada en el código binario, sería su principal deboto. Dame juegos y circuitos y me harás feliz. Residiendo en Sevilla.