El 7 de agosto de 2020, el lanzamiento de Horizon Zero Dawn para PC marcó el inicio de una nueva etapa en la historia de PlayStation. Porque si el fabricante ya había autorizado la publicación de algunas licencias menores para PC, como Helldivers (2015) y Everybody's Gone to the Rapture (2016), el lanzamiento de un juego tan prestigioso como el de Guerrilla Games simbolizó el inicio de una nueva estrategia encaminada a acercar, aunque poco a poco, importantes exclusivas internas a un nuevo público.

Una heroína completamente occidental

Así, tras títulos como Days Gone, Marvel's Spider-Man, God of War, Retunal, Ratchet & Clank: Rift Apart o incluso The Last of Us Part I, le toca a Horizon Forbidden West anunciar su fecha de salida. Disponible en PS5 y PS4 desde hace casi dos años, la continuación de las aventuras de Aloy estará a la venta en Steam y Epic Games Store a partir del 21 de marzo en una edición completa que incluye la expansión Burning Shores, todo por 60 euros.

La oportunidad para Guerrilla Games, con el apoyo de los especialistas de Nixxes, de destacar uno de los mundos abiertos más suntuosos jamás creados, con un tráiler que destaca las características específicas del PC, en particular la compatibilidad con los formatos ultra ancho 21:9 y 32: 9 pantallas o incluso la triple pantalla 48:9, las habituales tecnologías de supermuestreo con nombre bárbaro (NVIDIA DLSS 3, AMD FSR 2, Intel XeSS) pero que optimizan la representación gráfica. Agreguemos que la velocidad de fotogramas por segundo se desbloqueará y que, si bien los fanáticos del teclado y el mouse podrán personalizar libremente los controles, los propietarios de un controlador DualSense encontrarán retroalimentación háptica y funcionalidades de disparo adaptativo.

  • Lea también | Los presupuestos de Horizon Forbidden West y The Last of Us Part II revelados por error
Artículo anteriorEdward Norton reemplaza a Benedict Cumberbatch en la película biográfica de Bob Dylan
Artículo siguienteThe Pokémon Company está investigando Palworld
Si hubiera una ciencia basada en el código binario, sería su principal deboto. Dame juegos y circuitos y me harás feliz. Residiendo en Sevilla.