Al principio, únicamente el estado naciones tenía la capacidad de enviar seres humanos al espacio. Pero actualmente la industria espacial es desarrollada activamente por empresas privadas.

SpaceX, que recientemente logró enviar a un hombre al espacio, sigue siendo el líder en este ámbito. Esta empresa también es atractiva desde el punto de vista financiero. En este artículo abordaremos la historia, las perspectivas económicas y las inversiones en SpaceX.

¿Qué es New Space y qué tiene que ver el sitio web de UTEX en esto?

Desde hace varios años se está viviendo una revolución en la industria espacial: las empresas privadas están ingresando en ella, y la escala de sus actividades crece rápidamente.

Esta tendencia es conocida ahora como New Space. El interés por el espacio aumenta cada año. Una parte importante del esfuerzo empresarial está vinculada al lanzamiento de satélites.

En abril de 2021 había casi 7400 satélites en la órbita de la Tierra, lo que supone un aumento del 28 % respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la ONU.

Es decir, el ritmo de crecimiento de la industria espacial es colosal.

Pero el lanzamiento de satélites es una actividad relativamente asequible. Y “la más grande proeza” se consideran los vuelos tripulados de naves espaciales.

SpaceX fue la primera organización comercial en hacerlo. Sus avances técnicos reciben cada vez más comentarios positivos del público en general y de la comunidad de expertos.

Es una empresa sin cotización en bolsa y sus acciones no se comercializan públicamente. Es probable que esto cambie en el futuro tras el anuncio de la salida a bolsa.

Uno solo puede imaginarse cuál podría llegar a ser su capitalización entonces.

Al fin y al cabo, trabaja en una industria cuyo desarrollo concentra literalmente toda la atención de la humanidad.

Debido a que SpaceX es una entidad privada, su valoración se calcula en función de las valoraciones de los grandes inversores que participan en las rondas de inversiones.

La última ronda de inversiones fue en abril de 2021, en la que se valoró a SpaceX en 74.000 millones de dólares, mientras que en agosto de 2020 la cifra se situaba en 46.000 millones de dólares.

Junto con la valoración, el valor de las acciones aumenta. Pero no se pueden comprar abiertamente.

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿es posible que una persona normal pueda invertir de alguna manera en una de las empresas más ambiciosas del planeta? ¡Sí, es posible! Con ayuda de los contratos de futuros que se negocian en el sitio web oficial del exchange UTEX.

Pero antes de hablarte de ello, te contaremos por qué la valoración de SpaceX ha subido tanto en menos de un año, y cuáles son sus planes.

Historia de la empresa de Elon Musk

SpaceX se fundó en 2002 y desde entonces ha desarrollado varias naves espaciales para diversos fines, que presentan características únicas.

En particular, uno de los primeros inversores en la empresa de Elon Musk fue la NASA. El primer lanzamiento de la nave espacial tuvo lugar en 2010: entonces se realizaron las pruebas de la nave espacial Dragon y de la lanzadera Falcon 9.

La gran ventaja del Falcon 9 sobre sus competidores es la posibilidad de su reutilización. Tras el vuelo, el cohete aterriza en una plataforma especial.

Por eso los lanzamientos de Falcon 9 ya son más baratos que los de la competencia. Esta tecnología se puso en práctica con éxito por primera vez en 2017.

SpaceX también está desarrollando la lanzadera espacial más pesada del mundo, la Falcon Heavy.

El siguiente avance de la empresa ha sido la nave espacial Dragon. Actualmente, la empresa utiliza el segundo modelo denominado Dragon 2.

La misión de la nave es llevar astronautas y cargamento a la Estación Espacial Internacional (ISS). Dragon 2 realizó su primer vuelo operativo a la ISS con 4 astronautas a bordo en noviembre de 2020.

Regresaron a la Tierra el 2 de mayo de 2021 sin ningún tipo de error o avería, batiendo el récord de estancia ininterrumpida más larga en el espacio.

Pero el principal vehículo espacial de SpaceX debe ser la Starship, una nave para vuelos interplanetarios de larga duración, capaz de transportar muchos pasajeros y cargas.

En particular, debería hacer realidad el principal sueño de Elon Musk, para el que fundó la empresa: una expedición a Marte y su posterior colonización. Además, en abril de 2021, la NASA seleccionó el modelo Starship HLS para levar a cabo vuelos a la Luna.

A primera vista, no está claro por qué gastar tantos miles de millones de dólares en negocios relacionados con el espacio, ya que prácticamente no hay fuentes de ingresos en esta industria.

Pero en realidad no todo es tan sencillo, y SpaceX tiene objetivos financieros específicos. De estos objetivos y de los contratos de futuros sobre las acciones de esta empresa espacial privada, que se comercializan en el exchange UTEX, hablaremos a continuación.

Economía “espacial” y contratos de futuros en el exchange UTEX

¿En qué consiste la ganancia de la empresa de Elon Musk? En primer lugar, cada lanzamiento de un cohete a la órbita tiene un coste específico, que hasta hace poco era bastante elevado: en Estados Unidos asciende a unos 150 millones de dólares.

SpaceX es un contratista de la NASA: cumple con pedidos de lanzamientos encargados por el gobierno. Con ayuda de la tecnología de reutilización, Musk planea reducir significativamente los costes.

El último precio oficial para poner en órbita un Falcon 9 rondaba los 60 millones de dólares. Tal y como declaró Musk en una entrevista, quiere que estos costes desciendan hasta los 2 millones de dólares.

A juzgar por el hecho de que la empresa está consiguiendo cada vez más contratos de la NASA, ya es competitiva en este ámbito.

En función del coste del lanzamiento y de las posibilidades de los cohetes, se puede calcular el coste de entrega de una unidad de carga.

Actualmente, la lanzadera espacial más popular del mundo es la rusa “Protón”, capaz de poner en órbita 1 kg de carga por un precio aproximado de 4300 dólares.

Según informaciones de principios de este año, Falcon 9 ya había alcanzado la cifra de 2700 dólares.

La lanzadera superpesada Falcon Heavy debería reducir estos precios a 1400 dólares una vez que empiece a operar. Por último, Starship, que también transportará cargas, debería ofrecer un precio de sólo 10 dólares por kg.

De una u otra forma, Falcon 9 ya tiene una aplicación específica: la colocación de satélites en la órbita terrestre.

Y, como decíamos al principio del artículo, se trata de un sector muy prometedor. Con el avance de la digitalización, la necesidad de satélites aumentará aún más.

Además, SpaceX tiene sus propios intereses. Hablamos del proyecto Starlink, que implica el envío a órbita de un total de 12 mil satélites para cubrir todo el territorio de la Tierra con redes WiFi.

Hoy en día hay más de 1600 satélites Starlink en órbita. Los analistas calculan que Starlink costará más de 30.000 millones de dólares si cumple sus planes de implementación para el año 2025.

Y eso es solamente el futuro inmediato. Solo nos queda adivinar cuánto dinero podría ganar la empresa con una misión interplanetaria exitosa y la construcción de infraestructuras en nuevos lugares.

Ahora, en el mercado extrabursátil, las acciones de la empresa de Elon Musk valen unos 550 dólares, habiendo incrementado su valor en un 30 % desde marzo de este año.

Como habíamos dicho antes, estas acciones no se pueden comprar directamente. Pero es posible invertir en la empresa con la ayuda de los contratos de futuros, disponibles exclusivamente en la plataforma UTEX.

UTEX es un proyecto de United Traders, que también desarrolla la plataforma de inversiones UT Investments.

Puedes encontrar en Internet muchos comentarios positivos sobre esta plataforma, tanto de usuarios particulares como de famosos blogueros e inversores.

El activo subyacente de los contratos de futuros lo constituyen las propias acciones de la empresa.

Sin embargo, el valor de este instrumento no está vinculado al precio de su activo subyacente.

Lo determinan únicamente los ofertantes, es decir, los usuarios del exchange UTEX. Sus comentarios sugieren que esta forma de inversión se ha convertido en una excelente opción para muchos.

Cómo operar con contratos de futuros en UTEX

Según los términos de la plataforma UTEX, cuando los contratos de futuros expiran, todos estos instrumentos en las cuentas de los usuarios se venden automáticamente.

El “disparador” de esta expiración puede ser un evento relacionado con la salida a bolsa de SpaceX.

Por ejemplo, si una empresa inicia la IPO, según las condiciones de negociación, la expiración se producirá 200 días después de su colocación.

Al momento de la expiración, los contratos de futuros se venderán en la bolsa de valores al precio de apertura de operaciones con las acciones, alcanzado ese día.

De este modo, el atractivo de las acciones y su precio al momento de su expiración es la principal referencia de precio a la hora de decidir la compra de los contratos de futuros. Nadie, por supuesto, sabe de antemano cuándo se producirá tal acontecimiento.

Veamos un ejemplo hipotético. Compras contratos de futuros de SpaceX el 1 de agosto de 2021 al precio de 600 dólares.

La empresa realiza su salida a bolsa el 10 de noviembre de 2021. La expiración se produce después de 200 días, o el 30 de mayo de 2022. Ese día, las acciones abren a 1100 dólares.

A este precio se venden los contratos de futuros de todos los titulares. Es decir, el beneficio del usuario que compró contratos de futuros a 600 dólares será de 500 dólares.

Sin embargo, un contrato de futuros en el exchange UTEX no es solo una inversión, sino también un instrumento de trading.

Se puede comprar y vender en cualquier momento. Esto significa que no tendrás que esperar el momento de la expiración para asegurar tus beneficios.

Si los resultados financieros crecen, la demanda de los contratos de futuros también crecerá, y por consiguiente, el precio de los contratos de futuros también aumentará.

Si en ese momento deseas vender el instrumento, podrás hacerlo sin ninguna penalización ni gastos adicionales.

Y ante una posible corrección del mercado, podrás volver a comprarlo. Al mismo tiempo, puedes economizar en las comisiones de transacción pagando en tokens UTT.

¿Cómo reducir las comisiones del exchange con ayuda del token UTT?

Además de SpaceX, UTEX ofrece contratos de futuros sobre acciones de más de una docena de empresas que aun no cotizan en bolsa, pero que los analistas estiman que pronto saldrán a bolsa. En el ámbito financiero, esta etapa de desarrollo se denomina pre-IPO.

La comisión estándar por una transacción con contratos de futuros es del 3%.

Puedo reducir este valor exactamente en un 50% con ayuda de los tokens UTT. UTT es el token de UTEX que ofrece descuentos en las transacciones dentro de esta plataforma.

Puedes activar la función de pago de comisiones con tokens en solo dos clics en la pantalla de trading.

La función estará disponible si dispones de tokens en tu cuenta, y también puedes comprarlos allí mismo.

El descuento en las comisiones se aplica automáticamente. En el caso de los contratos de futuros, la comisión de trading supondrá ya solo 1,5%.

Se seguirá calculando en dólares, pero se cobrará en tokens UTT. A juzgar por los comentarios de los clientes de UTEX, cada vez son más los usuarios que utilizan esta función.

Por cierto, se puede financiar la cuenta de UTEX con dólares o con cualquiera de las 15 criptodivisas más populares, disponibles en el sitio web.

De esta manera, si eres un inversor experimentado y tienes criptodivisas, puedes utilizarlas para operar con contratos de futuros.

Por lo tanto, los contratos de futuros son adecuados tanto para las inversiones a largo plazo como para las operaciones más activas. Lo más importante es la oportunidad (aunque no esté garantizada) de generar ingresos gracias a los éxitos de SpaceX.

Artículo anteriorJETT: The Far Shore resurge con un juego, programado para 2021
Artículo siguienteCómo colocar señuelos de vaca en granjas para el desafío de la semana 6 de Fortnite

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here