Reina de la simulación de pelota naranja, la licencia NBA 2K lleva varios años luchando por convencer con tanto garbo como en su apogeo. La culpa, quizás, de cierta propensión a sacudir sus recuerdos de gloria con demasiada delicadeza. La culpa también de ciertos hábitos mal anclados que son difíciles de romper. Con NBA 2K, la pregunta nunca es si ha habido ajustes, sino si van en la dirección correcta. Sin embargo, este año es el episodio 23 y en el mundo del baloncesto, el número 23 significa algo. ¿Un número demasiado simbólico para darse el lujo de estrellarse? Eso es lo que vamos a ver.

Artículo anteriorValve supera sus estimaciones de producción de Steam Deck ya que hoy se envían correos electrónicos de reserva del cuarto trimestre
Artículo siguienteRespuestas de Nerdle hoy 20 de septiembre de 2022 (20/9/22) – 244 sugerencias y soluciones
Si hubiera una ciencia basada en el código binario, sería su principal deboto. Dame juegos y circuitos y me harás feliz. Residiendo en Sevilla.