Sin embargo, Nintendo sigue siendo un grupo muy atípico dentro de la industria, que sigue intentando llegar donde menos lo esperamos, no para ser como los demás. Una filosofía que rige y que, paradójicamente, se basa en una cultura empresarial mantenida por la tradición y que sobrevive gracias a la longevidad de los mayores. Algunos de los tomadores de decisiones actuales han estado allí desde los días de la NES, participaron en este período crucial de los videojuegos y permanecieron en Nintendo, viendo a su vez a los otros jugadores aparecer, evolucionar y, a veces, incluso hundirse.

Pero aquí estamos en un punto en el que estos pioneros de las NES se van retirando paulatinamente a su vez, llegando a la edad de jubilación, dejando espacio para los jóvenes. No sin asegurarse de que la transición transcurra sin problemas, de modo que se respeten la tradición y el legado. A lo largo de esta telenovela, intentaremos comprender mejor cómo funciona Nintendo. Cómo va la empresa, cómo opera y cómo también evoluciona y se adapta para mantener mejor su filosofía. Y como suele ocurrir en tales circunstancias, debe comenzar con un poco de historia.

La elección de Yamauchi

» Sabes, soy una especie de asistente del Sr. Yamauchi, y él no habla en absoluto de su sucesor. Pero lógicamente debería ser el Sr. Arakawa. En general, se consideraba a Hiroshi Imanishi como la mano derecha del presidente Hiroshi Yamauchi. Este último lo reclutó a principios de la década de 1960 y lo convirtió en uno de los principales gerentes del desarrollo de la empresa. Imanishi incluso se unió a la junta directiva de Nintendo y, desde NES, fue responsable de las comunicaciones de la empresa. De este modo, fue solicitado regularmente por la prensa de la época, para quien su palabra era invaluable, debido a su proximidad con el gran jefe. Entonces, cuando, en 1999, supimos que Yamauchi estaba cerca de su jubilación, los observadores se dirigieron al Sr. Imanishi para averiguar quién lo reemplazaría.

Hiroshi Imanishi (izquierda), con Yasuhiro Minagawa (centro) e Hiroshi Yamauchi (derecha).

Y como luego lo expresó Imanishi, la sucesión lógica de Yamauchi es obviamente Minoru Arakawa. Este último participó en la fundación de Nintendo of America, tuvo una influencia crucial en el nacimiento de Donkey Kong y logró la hazaña de imponer la NES en un país devastado por la crisis de 1983, donde nadie creía en el futuro de las consolas. A finales de la década de 1990, cuando Nintendo luchó con el increíble éxito de la PlayStation, fue en los Estados Unidos donde la Nintendo 64 obtuvo mejores resultados frente a la nueva competencia de Sony. El historial de Arakawa es impecable. Pero sobre todo, es el yerno de Yamauchi. Además, gracias a su matrimonio con la hija del presidente, obtuvo la responsabilidad de fundar la filial estadounidense de Nintendo.

Entonces, inevitablemente, todos se sorprenden al descubrir que es Satoru Iwata quien termina tomando el relevo. Mirando hacia atrás, nos damos cuenta de que una cantidad significativa de señales mostraban que Yamauchi había preparado a Iwata para esta posición. Pero en ese momento, era impensable notarlos. Nadie conocía a Iwata, a pesar de sus hazañas ahora bien documentadas. Después de todo, ¿quién sabe el nombre del actual presidente del Laboratorio HAL? Y luego Nintendo era hasta entonces una empresa familiar, cuatro generaciones de Yamauchi la dirigían. No esperábamos que esta tradición cambiara, ya que Hiroshi había conservado el control.

Minoru Arakawa (Foto de Ralf-Finn Hestoft)
Minoru Arakawa (Foto de Ralf-Finn Hestoft)

Arakawa ciertamente esperaba que él mismo fuera el Elegido. Quizás se enteró de la noticia durante una comida familiar en Nochevieja: el 7 de enero de 2002, unos meses antes del nombramiento de Iwata, anunció para sorpresa de todos que renunciaba a su puesto en Nintendo. Of America. Casi desapareció del panorama mediático para establecerse con su familia en Hawai.

De Fusajirô a Hiroshi

Echemos un vistazo a la historia de Nintendo a través del prisma de sus líderes, con la inestimable ayuda de la información enterrada y recopilada en Historia de Nintendo de Florent Gorges, un trabajo que entra en muchos más detalles que este breve resumen. El fundador de la empresa, Fusajirô Yamauchi, no es en realidad un Yamauchi de nacimiento. El origen de la línea en realidad proviene de Naoshichi Yamauchi, un rico empresario de Kioto en el siglo XIX, que dirige la empresa Haigan, un mayorista de lima.

Como quiere el patriarcado, y en la medida en que no tiene heredero varón, este último impone a su hija un matrimonio concertado con un joven artesano, Fusajirô Fukui. Que es adoptado oficialmente por Naoshichi y por lo tanto toma el nombre de Fusajirô Yamauchi. Con tan solo 17 años, en 1885, asumió la dirección de Haigan, que luego rebautizó como Haiko. Aficionado a los juegos de cartas, se lanzó a la creación de una segunda empresa, Nintendo, fundada el 23 de septiembre de 1889. Como es bien sabido, la única actividad de la empresa es entonces la fabricación y venta de naipes, entre ellos el icónico Hanafudas. .

Primeras instalaciones de Nintendo.
Primeras instalaciones de Nintendo.

Las cosas continúan de la misma manera a partir de entonces. Fusajirô tampoco tiene un hijo, arregla a su vez un matrimonio con uno de sus empleados para su hija, adopta a su yerno, Sekiryô Kaneda – convirtiéndose así en Sekiryô Yamauchi – y le confía Nintendo y Haiko. Y rebelote: Sekiryô encuentra herederos entre sus yernos, todos elegidos para sus hijas. Pero dos hechos notables marcan este paso del testigo.

En primer lugar, Sekiryô decide dividir su herencia en dos. Si el yerno de su hija mayor se queda con Nintendo, el de la hija menor se queda con Haiko. Para que conste, Haiko todavía existe hoy, sigue siendo propiedad de Yamauchi y continúa colaborando ocasionalmente con Nintendo cuando se trata de construir nuevas instalaciones.

Shikanojô Inaba, hijo de un artista, que se ha convertido en un Yamauchi y que se supone que recuperará Nintendo, sin embargo causa algunos disturbios en la familia, varios años después de su matrimonio: desaparece repentinamente, abandonando a su esposa e hijo, Hiroshi Yamauchi.

Foto rara de Hiroshi Yamauchi en su juventud.  Tiene 28 años aquí, en 1955.
Foto rara de Hiroshi Yamauchi en su juventud. Tiene 28 años aquí, en 1955.

De cartas a videojuegos

Así se encontró Hiroshi Yamauchi, a los 22 años, al frente de la empresa especializada en naipes más importante de Japón. Sin padre, Hiroshi creció desde temprana edad con la confianza de convertirse en jefe, bañándose en la comodidad de una familia acomodada. La receta perfecta para modelar comportamientos a veces extremos. Cuando hereda Nintendo, rápidamente demuestra su carácter. Rápidamente buscó hacer crecer el negocio comprando nuevas instalaciones con todas sus fuerzas, poniendo a la empresa en una situación financiera delicada cuando surgían problemas económicos. En 1955, decidió despedir a parte de su personal para que Nintendo volviera a ponerse en pie.

Este plan de despido tiene el efecto de una bomba. Algunos deciden crear un sindicato, al que se afilia el 95% de los empleados. Se lanza una huelga masiva, que paraliza por completo a la empresa. Lejos de ser llevado en el corazón de sus empleados, Yamauchi es acusado de fascismo y de malgastar el dinero de Nintendo para satisfacer su extraordinario estilo de vida. Pero la historia termina como tantas otras veces: después de varios meses de lucha, la mayoría de los huelguistas se rinden y vuelven a trabajar. Yamauchi gana y despide a todos los que habían fundado el sindicato, que por lo tanto se disuelve.

La huelga de Nintendo en 1955.
La huelga de Nintendo en 1955.

Este episodio está lejos de ser el único momento preocupante del período de Hiroshi Yamauchi para Nintendo. A mediados de la década de 1960, después de haber multiplicado los éxitos gracias a un jugoso contrato con Disney, la empresa sufrió un violento trastorno: el mercado de los naipes colapsó de repente. La solución pasará por la diversificación. Se intentan muchas cosas, en la industria alimentaria, en el transporte e incluso, más tarde, en la ofimática. Pero es del lado del juguete donde se encuentra el resultado, en gran parte gracias a un simple gerente de mantenimiento de las máquinas de producción de naipes, Gunpei Yokoi, a quien Yamauchi pilla jugando con aparatos durante sus horas de trabajo.

Le confió una nueva división, oficinas de Investigación y Desarrollo, que más tarde se llamaría Nintendo I + D1. El resto de la historia es bien conocido. Desde el sector del juguete, Nintendo se moverá hacia el entretenimiento electrónico, los juegos de arcade, Game & Watch y finalmente la consola doméstica, con la NES. Y la fortuna que la acompaña.

La sucesión

Pero volvamos a 1999: para sucederlo, Yamauchi no eligió a su yerno, no quiso mantener la tradición, legar su empresa a sus descendientes. Esto es encomiable para alguien que a menudo se presenta como cualquier cosa menos agradable. Pero en realidad es una decisión perfectamente acorde con su personalidad. Hiroshi Yamauchi no fue un creador. Las verdaderas ideas que hicieron que Nintendo tuviera tanto éxito no provienen exactamente de él. Yamauchi no era estúpido y ciertamente estaba consciente de esto. Pero su orgullo, bastante evidente, podía a pesar de todo verse halagado por la seguridad de haber sabido tomar las decisiones correctas, de haber podido privilegiar las buenas ideas sobre las malas entre las presentadas por sus empleados, de haber podido confiar en el personas adecuadas y brindando recomendaciones relevantes. Quizás su mayor talento estaba allí, y lo sabía.

Así que conformarse con elegir como sucesor al que había sido designado por los lazos de la familia no correspondía realmente. Era necesario dar un gran golpe, terminar su carrera en la apoteosis, encontrando a la persona mejor posicionada para hacer que Nintendo continuara e incluso creciera. Fue Satoru Iwata.

Hiroshi Yamauchi (izquierda) y Satoru Iwata (derecha).
Hiroshi Yamauchi (izquierda) y Satoru Iwata (derecha).

» La razón por la que elegí Iwata básicamente se reduce a esto: su conocimiento y comprensión de hardware y software en Nintendo, explica Yamauchi en ese momento. […] En nuestra industria, hay quienes creen que lograrán el éxito simplemente por sus éxitos pasados ​​o su suerte, pero eso no garantiza el éxito. […] Si tomo en cuenta todas mis experiencias como presidente de Nintendo, he llegado a la conclusión de que hay que tener algo de talento para dirigir un negocio en una industria así. Elegí Iwata basándome en este criterio. A largo plazo, no estoy seguro de si Iwata mantendrá la posición actual de Nintendo o la llevará a niveles aún más altos. Pero creo que es la mejor persona para este trabajo. «

La transición, sin embargo, es meticulosa. Si deja el cargo de presidente, Yamauchi permanecerá en la junta como asesor ejecutivo hasta 2005. Más importante aún, previamente había cazado furtivamente a Atsushi Asada, un ex ingeniero que había hecho una brillante carrera en Sharp, un socio frecuente de Nintendo, donde Masayuki De Uemura, el arquitecto de la NES, vino. Asada se unió a la junta directiva en 2000, al mismo tiempo que Satoru Iwata. Y cuando este último toma el timón de Nintendo, Asada es nombrada presidente y presidente del consejo de administración: en realidad es él quien aparece en la cima de la jerarquía.

El papel del exjefe de la división de Kioto de Sharp es en realidad supervisar a Iwata, asegurarse de que esté perfectamente capacitado para liderar Nintendo, observarlo durante el período que cubre el lanzamiento de la DS y el desarrollo detrás de escena de la Wii. En 2005, Asada se retiró al mismo tiempo que Yamauchi, y Satoru Iwata finalmente fue investido con plenos poderes, asumiendo el control a su vez de la junta directiva.

Los engranajes del tablero

Hablemos de esta junta directiva. Este es un comité pequeño que tiene el mayor control sobre una empresa, la mayor responsabilidad en la jerarquía. Los únicos que se sitúan por encima de ellos son los accionistas que, cada año, votan las propuestas del consejo, principalmente la posible retención de sus miembros. Hay varias formas de componer un grupo de este tipo. A veces, quienes la integran son simplemente los mayores accionistas de la empresa. Pero Nintendo funciona de otra manera: se trata de los empleados de Nintendo, sus principales ejecutivos. A excepción del período Atsushi Asada, es el presidente de Nintendo quien también preside el consejo y, por lo tanto, elige a sus miembros, al amparo de la validación de los accionistas (que es sistemática).

Centrémonos en particular en la composición del consejo en 2000, cuando Yamauchi sigue siendo su comandante en jefe. Esto es importante en muchos aspectos, ya que muchas personalidades se retiran o se ven privadas de su puesto, incluidos Minoru Arakawa y Howard Lincoln, en el momento n ° 2 de Nintendo of America, y únicos no japoneses que han sido miembros de la junta directiva de Nintendo. historia (hasta la llegada en 2021 de Chris Meledandri). Y las principales figuras hacen su entrada, incluido Satoru Iwata, pero también Shigeru Miyamoto y Genyo Takeda. Esta es la primera vez que los desarrolladores se sientan en esta asamblea crucial. ¿Los otros funcionarios electos? Son los directores de las principales divisiones administrativas de la empresa.

En 2005, cuando Iwata tomó el control total de Nintendo, se quedó con una buena parte de estas personas, además de algunas jubilaciones (Atsushi Asada por lo tanto, Akio Tsuji, Kimio Mariko e Hiroshi Imanishi), y agregó algunas. Durante varios años, el consejo evoluciona así pacíficamente, según las salidas y llegadas ocasionales, hasta cambiar radicalmente en 2013. Si Genyo Takeda, Shigeru Miyamoto, Tatsumi Kimishima (reemplazo de Minoru Arakawa al frente de Nintendo of America, ahora director en 2002 ) y Kaoru Takemura (llegó en 2005) se quedan, todos los demás se van y aparecen cinco caras nuevas.

» Aunque algunos cambios de director pueden parecer repentinos, en realidad es la conclusión de discusiones de larga data dentro de la gerencia., explica Iwata. […] Dado nuestro objetivo, creo que nunca es demasiado pronto para cambiar a una dirección más joven. Por eso hemos decidido cambiar de generación. Es sin duda, además, una forma de responder al pobre desempeño de la empresa, que sufrió en este momento sus primeras pérdidas desde su entrada en el sector de las videoconsolas. Iwata es entonces cada vez más criticado, y ese año sufre la mayor tasa de rechazo de su retención como presidente durante la votación de los accionistas, incluso si el margen sigue siendo cómodo.

Revisores financieros

Hay que decir que Satoru Iwata ha sido criticado regularmente por los accionistas. Incluso durante la época dorada de los comerciales de Nintendo, los años de Wii y DS, recibió una lluvia de culpas en las sesiones de preguntas y respuestas con los inversores. Reproches a veces muy justificados, cuando subrayan por ejemplo la incapacidad del fabricante para asegurar un buen calendario de lanzamientos de sus juegos primera fiesta. Iwata a menudo se disculpa, pero también cuestiona ciertas críticas, apoyándose siempre en explicaciones largas, argumentadas y relevantes de su estrategia general.

En términos de reuniones con accionistas, también hay dos reuniones separadas para Nintendo. Están las reuniones trimestrales, que acompañan a la publicación de los resultados financieros de Nintendo y se realizan principalmente con los denominados accionistas institucionales, es decir empresas, principalmente bancos, aseguradoras y fondos de inversión. Y luego está la reunión anual que se celebra en el mes de junio e invita a mucha más gente.

Es un evento que da más espacio a los accionistas individuales. Estos son minoría en términos de valor: solo poseen el 18% de las acciones de Nintendo y, de hecho, tienen una importancia muy limitada en términos de derechos de voto. Pero son, inevitablemente, los más numerosos: el 96% de los accionistas de la firma (al 31 de marzo de 2019, Nintendo tenía 48.222 accionistas japoneses individuales y 110 en el exterior, para 1.168 accionistas institucionales japoneses y 998 en el exterior). Estas juntas generales son al menos una forma de hablar, lo que lleva a preguntas muy distintas a las de los accionistas institucionales. Es por ejemplo el único lugar donde uno puede escuchar críticas, repetidamente, de que la junta directiva de Nintendo es exclusivamente masculina.

Reunión anual de junio

En estas asambleas, pedimos tener derecho a descuentos en consolas Nintendo, queremos información sobre las próximas Zelda, nos quejamos de la dificultad de comprar un 3DS de colección en los colores de Emblema de fuego, pedimos el regreso de la vieja serie Famicom Tantei Club, nos preguntamos sobre la posibilidad de tener juegos gratis como Colección Game & Watch Donde Pelea de globos de Tingle. Nos recuperamos golosinas como toallas Mario y pasteles Pokemon, tenemos derecho a una sesión de firma de Miyamoto y podremos disfrutar de las demos jugables del E3. Muchos de estos accionistas individuales señalan que son fanáticos de Nintendo. En 2014, mientras la compañía atravesaba su delicado período de déficit y Satoru Iwata estaba ausente debido a la hospitalización, un año antes de sucumbir a su cáncer, esta es una de las preguntas que se hicieron, y no es realmente una.

» Antes de comenzar, permítanme rendir homenaje al Sr. Yamauchi, ex presidente de Nintendo, quien falleció el año pasado. Quiero agradecerle por brindarnos una variedad de juegos divertidos. Además, me gustaría traer mis oraciones por la pronta recuperación del Sr. Iwata. Veo que el Sr. Iwata es una persona muy concienzuda. Es tan sincero que en mi opinión está tratando de tomar toda la responsabilidad de la situación actual en la empresa por su cuenta y creo que tal vez por eso está enfermo.. «

Ante estas intervenciones que se alejan de la apariencia negocio cosas, algunos señalan que el tema principal debería ser bastante diferente. El mismo año, uno de los accionistas se quejó del clima de estas reuniones anuales y recibió un aplauso.

» No entiendo los videojuegos e incluso me enojo porque en las juntas generales de accionistas de Nintendo siempre se discuten temas relacionados con los videojuegos o temas tan infantiles como «Cuál debería ser el futuro de los videojuegos», mientras que, por mi parte, me asombra que el señor Iwata continúe en su cargo a pesar de haber anunciado que renunciaría si el desempeño de la empresa fuera pobre. Espero que la junta de accionistas de Nintendo se convierta en una oportunidad para que los accionistas discutan las actividades comerciales de la compañía desde una perspectiva de ganancias de capital y dividendos. «

Cuando Iwata está confinada en su cama de hospital, son los otros miembros de la junta directiva los que responden. Tatsumi Kimishima, el futuro reemplazo de Iwata después de su muerte, simplemente dice cortésmente que aprecia los comentarios difíciles del accionista enojado, sin responder favorablemente a su solicitud. Los otros directores guardan silencio. Pero Shigeru Miyamoto no puede resistir la tentación de volver al tema cuando responde otra pregunta más tarde, de alguien que se presenta como un fanático de los videojuegos y dice que le preocupa la posibilidad de que Nintendo lo deje caer.

» Creo que este tipo de preguntas sobre los videojuegos de los accionistas no son ajenas a la gestión de nuestra empresa. De hecho, para una empresa de entretenimiento como Nintendo, la cuestión fundamental no es mejorar nuestra rentabilidad, sino saber cómo mantener un alto nivel de ventas y mantener la empresa durante un período de, por ejemplo, 10 años. «

Intento de negociaciones

Así que eso es seguro, algunos se sorprenden por la forma en que funciona Nintendo. Las reservas de efectivo de la compañía, por ejemplo, son criticadas regularmente: ¿por qué Nintendo insiste en mantenerlas? ¿Por qué no utilizan este dinero para invertir más, absorber empresas en masa y aumentar la participación de mercado? Mejor: ¿por qué no utilizarlo para pagar mejores dividendos a los accionistas?

Una vez más, la pregunta surge una y otra vez, especialmente durante los años de Wii. Iwata responde una y otra vez, una y otra vez, lo mismo. Los videojuegos son un sector de riesgo. La forma en que funciona Nintendo es arriesgada. » Nuestro principio no es considerar que el futuro de la DS y la Wii ya está asegurado y, por lo tanto, nuestro flujo de caja para los próximos años necesariamente aumentará., sostiene Iwata en 2007. Es responsabilidad de quienes dirigen un negocio prepararse para cualquier eventualidad durante el próximo año y mantener todas las opciones disponibles para asegurar el futuro del negocio incluso cuando ocurren eventos imprevistos. «

E insistir, una y otra vez. » Si pudiéramos llegar a un punto en el que ya no hubiera riesgo, entonces podremos decirles a nuestros accionistas que les vamos a dar todo porque ya no lo necesitamos., prevé en 2008. Pero la cuestión es que no creemos que pueda llegar ese día. «

Satoru Iwata
Satoru Iwata

La importancia de las reservas

Sin embargo, lo que ha sucedido es el declive. Todo comenzó con la crisis financiera de 2008, que dio un vuelco a los tipos de cambio y redujo repentinamente los beneficios de las ventas realizadas en el exterior. Sin embargo, estos todavía son lo suficientemente fuertes como para que el evento tenga un impacto limitado. Luego viene el colapso más brutal de lo esperado de la popularidad de la Wii y el fiasco del lanzamiento de la 3DS, que lleva a la compañía a bajar drásticamente el precio de su máquina, y venderla con pérdidas. Finalmente, es el increíble fracaso de Wii U lo que concluye un ciclo particularmente negativo para Nintendo.

Pero tratemos de entender un poco mejor qué es exactamente acerca de estas reservas de efectivo. Ya no se trata realmente de reservas de dinero en efectivo En el sentido propio del término. Hay dos formas de medir lo que se quiere decir con esto. Por ejemplo, cada año Toyo Keizai establece un ranking de las empresas más ricas de Japón. Su medida se basa en lo que se denomina » efectivo neto y equivalentes de efectivo «. Lo importante es el equivalente en efectivo: esto tiene en cuenta en particular el » inversiones en valores », A saber, importes que se han destinado a inversiones sin riesgo. En definitiva, según esta medida, Nintendo es sumamente rica con más de 9.000 millones de euros en reservas. De hecho, en 2017, fue la empresa más rica de Japón. A pesar de un ligero crecimiento en su premio mayor, subió al tercer lugar en 2018, mientras que el primero fue recogido por Sony. Luego, Nintendo ocupó el segundo lugar en 2019 y luego en 2020, todavía detrás de Sony.

Pero también podemos favorecer una medida más severa y realista: la real » efectivo y equivalentes de efectivo «. Lo cual, en términos de inversiones seguras, solo mantiene aquellas con vencimiento menor a tres meses. La idea es que esta suma debe representar el dinero del que la empresa pueda disfrutar rápidamente en caso de necesidad.

Podemos ver claramente la demostración de las advertencias de Iwata. Plagada por los malos resultados, Nintendo pudo utilizar sus reservas para soportar pérdidas sin sufrir deudas, no tener que lanzar un plan de despido, seguir invirtiendo en proyectos futuros y también en la organización general, como la construcción de nuevos. locales para sus desarrolladores, e incluso continuar entregando dividendos a sus accionistas.

Sin embargo, este episodio no impide que vuelva la pregunta, y los sucesores de Iwata deben, a su vez, tratar el mismo tema una y otra vez. En 2019, Miyamoto intenta una metáfora original para hacerles entender las cosas. » En el béisbol, si quieres tener un jonrón, debes realizar un golpe decisivo para lanzar la pelota a las gradas. Asimismo, nos propusimos crear juegos nuevos y atrevidos sin miedo al fracaso. Y debido a que Nintendo tiene la fuerza para respaldarlo, podemos apuntar al jonrón en lugar de amortiguar. En mi opinión, ese es el negocio del entretenimiento. «

(Muy) pequeños transportistas en el dirección

En realidad, es la organización misma de la sociedad la que a menudo se destaca. Otra cuestión recurrente de los accionistas se relaciona, por tanto, con el hecho de que los miembros del consejo de administración apenas poseen acciones de la empresa. Actualmente, el presidente Shuntaro Furukawa solo tiene 200, lo que representa… 0,00015% de las acciones de Nintendo. ¿Los otros miembros de la junta? Cada uno tiene solo 100. Esto es inusual. A lo largo de los años, Iwata había recibido significativamente más, pero no adquirió proporciones extraordinarias.

» Solo soy accionista de Nintendo desde el año pasado y me sorprende un poco observar que el Sr. Takeda, presidente de esta reunión, no tiene más de 200 acciones de esta empresa y que, con la excepción del Sr. Iwata, que posee 6.700 acciones, los otros directores también tienen solo 100 o 200 acciones cada uno, subraya en 2014 un accionista. No creo que una participación tan pequeña en la empresa te haga dar lo mejor de ti, y me preguntaba si solo trabajabas como empleado asalariado. ¿Por qué no aumenta el número de acciones que posee el equipo de gestión? «

Una vez más, tienes que repetir las mismas cosas año tras año. » Nuestro sistema de gestión actual selecciona a los directores de la junta en función de sus habilidades y competencias en lugar de su posible número de acciones. », Declaró Iwata en 2012. También veíamos cansancio en sus respuestas, que se hacían cada vez más breves. Luego lanzó su último bromista: la política de Nintendo es satisfacer a los accionistas con dividendos y nada más que dividendos. Y hay que decir que hay algo para saciarlos.

De izquierda a derecha: Shigeru Miyamoto, Genyo Takeda, Satoru Iwata y Tatsumi Kimishima.
De izquierda a derecha: Shigeru Miyamoto, Genyo Takeda, Satoru Iwata y Tatsumi Kimishima.

Al servicio del accionista

No deberíamos cometer el error de creer que Nintendo está actuando como un valiente caballero que se opone a los accionistas hambrientos de dinero. Al igual que los demás, Nintendo está en el corazón del sistema capitalista y, como los demás, actúa con el mismo objetivo final, rara vez reconocido. No, como se suele resumir de forma simplista, el de ganar dinero, sino el de satisfacer a los accionistas. Esto no impide una batalla muy real y permanente sobre la cuestión de cómo lograr este objetivo, pero al llegar los hechos están ahí: los accionistas están, a pesar de todo, satisfechos con el comportamiento de Nintendo, de lo contrario habrían cambiado su líderes. Tienen ese poder. Y si no lo hacen, es porque Iwata, como los demás, ha sido capaz de gestionar hábilmente las cosas para actuar en su mejor interés también.

Hay dividendos, pero no es solo eso. Los accionistas obviamente disfrutan de este flujo de caja, pero lo que también quieren es que su acción se valore lo más alto posible. Lo que nos lleva a la tesorería: títulos de Nintendo propiedad de Nintendo. Una reserva con varios objetivos, como protegerse de una OPA, tener algo para vender en caso de un duro golpe, o canjear en caso de asociación con otra empresa. E inevitablemente, estas acciones no están en el mercado, ya que son propiedad de la empresa. Entonces, cuando Nintendo lo vuelve a comprar, las acciones escasean, lo que generalmente aumenta su valor. Esta es otra oportunidad para utilizar esas famosas reservas de efectivo.

Hasta principios de la década de 2000, Nintendo poseía alrededor del 3% de sus propias acciones. En 2002, gastó alrededor de 675 millones de euros para comprar un gran número de ellos. Al año siguiente, 44 millones. Luego 357 millones en 2004 y 209 millones en 2005. Sin duda, para Iwata, era una buena forma de asegurar la independencia de la empresa, mientras que Yamauchi tenía la ventaja de ser el primer accionista. Así que cuando explotan los fenómenos de DS y Wii, Nintendo disfruta de casi el 10% de sus propias acciones.

Y esta es también otra razón para el agotamiento de las reservas de efectivo de la compañía en el momento de la Wii U. Porque, en el momento en que la compañía atravesaba este período sombrío, el Patriarca Yamauchi murió. Y sus herederos no quieren mantener el puesto de accionista principal: quieren vender. Esto puede volverse peligroso, posiblemente podría permitir que otra empresa realice una oferta pública de adquisición y, sobre todo, el riesgo de que el precio caiga debido a las ventas masivas. Así, en 2013, Nintendo liberó casi 950 millones de euros para recuperar la mayor parte de las acciones de Yamauchi. Y la participación interna asciende al 16% del capital.

El colmo de la satisfacción de los accionistas se alcanza en 2019. Nintendo gasta 257 millones de euros para comprar nuevas acciones, luego decide… eliminar algunas. Entonces, simplemente se borran 10 millones de acciones de su reserva. Esto representa un valor de más de mil millones de euros convertidos en humo. Nintendo ahora solo posee el 9.5% de sus acciones (que es mucho). La operación no tiene interés directo para la empresa, y solo sirve, una vez más, para incrementar el valor de la acción y, por tanto, para satisfacer a los accionistas. Por lo tanto, es más probable que otorgue a los ejecutivos de Nintendo la libertad que reclaman.

Tatsumi Kimishima y Satoru Iwata
Tatsumi Kimishima y Satoru Iwata

Siendo este el caso, la relación entre la dirección de Nintendo y sus accionistas tiene, en última instancia, como tema principal la garantía de hacer las cosas bien para que la empresa vaya bien. Y de hecho, por la relevancia de su estrategia, que analizaremos en detalle a lo largo de esta serie. Pero hay que entender que, más que la estrategia general, el éxito de Nintendo depende sobre todo de la calidad de sus productos, y por tanto del trabajo de sus empleados. Esto es algo que Satoru Iwata entendió bien: los empleados hacen el valor de la empresa y el papel más importante del presidente es brindarles el mejor entorno, la mejor organización, que les permita producir el mejor contenido posible. El expresidente ha hecho mucho en esta dirección y, por tanto, comenzaremos abordando su caso concreto.

Este artículo se publicó originalmente en Ludostria con el apoyo de sus colaboradores.

Nos vemos el domingo 11 de julio para descubrir el resto en el capítulo 2, El legado de Iwata.

Artículo anteriorNintendo Switch OLED anunciado con una vibrante pantalla de 7 pulgadas y 64 GB de almacenamiento
Artículo siguienteLos tres mejores agentes VALORANT principiantes para empezar
Si hubiera una ciencia basada en el código binario, sería su principal deboto. Dame juegos y circuitos y me harás feliz. Residiendo en Sevilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here