Fugas de juegos: Suceden. A veces son el resultado de piratas informáticos y mineros de datos, otras veces son causados ​​por empleados o contratistas deshonestos y, en ocasiones, son el resultado de un simple accidente, como que alguien presione el botón equivocado o envíe un correo electrónico a la persona equivocada. Sin importar cómo sucedan, las filtraciones en el mundo de los videojuegos son reales y sorprendentemente frecuentes.

Las filtraciones de videojuegos han dado lugar a capturas de pantalla, videos, códigos e incluso versiones jugables de juegos completos que salen disparados del granero antes de lo previsto. La reacción de los fanáticos puede abarcar un amplio espectro: emoción por un juego que se ve genial, precaución debido a posibles spoilers o decepción porque un juego, aunque aún no haya salido, no está a la altura de las expectativas.

Artículo anterior¡El Samsung Galaxy A13 cuesta solo 156 €!
Artículo siguientePicross S8 se lanzará en Switch el 29 de septiembre
Me apasiona la fotografía y la tecnología que nos permite hacer todo lo que siempre soñamos. Soñador y luchador. Actualmente residiendo en Madrid.